Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

SALAM ALEIKUM, ISLAM E IGUALDAD

Un alumno de 1º de ESO se prueba una auténtica abaya tradicional de las mujeres saudíes. Beatriz Estrada les ofreció una charla a los alumnos de primero de VALORES ÉTICOS y más tarde participó en una mesa redonda con 3º de ESO, 1º y 2º de Bachillerato. Sonia Fernández, nuestra profesora de Lengua, tambien con amplia experiencia laboral en al mundo árabe y Beatriz nos contaron los problemas y las contradicciones de la mujer en el mundo musulmán, pero también las conexiones entre nuestras culturas, que no podemos olvidar si queremos comprender y generar espacios de libertad de manera inteligente. Gabino, Nuria, Ana del Valle, Isabel de Tecnología, Modesta, Nacho Barriuso y Pilar ayudaron un montón. Enlace a nuestra web

Anuncio publicitario

LA PERSONA MÁS FELIZ DEL MUNDO

La clave de la felicidad parece estar en la empatía, la actuación compasiva con nuestros iguales y en no obsesionarse con nuestros propios problemas.

El secreto de la felicidad de Matthieu Ricard, «el hombre más feliz del mundo»

Matthieu Ricard.Hace años que los científicos de la Universidad de Wisconsin estudian el cerebro del Matthieu Ricard, doctor en biología molecular, monje budista en el monasterio Shechen Tennyi Dargyeling de Nepal y asesor personal del Dalái Lama, así como su traductor. Y están absolutamente fascinados con la mente de este francés de 74 años.

Los investigadores sometieron el cerebro Ricard a constantes resonancias magnéticas nucleares de hasta tres horas de duración.:

1. El cerebro de los monjes, y en particular el de Ricard, generaban más ondas gamma que ninguno otro que se hubiese estudiado previamente. Eso significa mayor capacidad de atención, consciencia de uno mismo y capacidad de aprendizaje y memoria.

2.- La zona del cerebro conocida como córtex prefrontal izquierdo era anormalmente activa. Esto le daba a los monjes una inusual capacidad para percibir felicidad y emociones positivas y poca propensión a los estados de ánimo depresivos.

Le conectaron a la cabeza hasta 256 sensores para detectar su nivel de estrés, irritabilidad, enfado, placer, satisfacción y otras decenas de sensaciones diferentes. Y lo mismo hicieron con cientos de voluntarios.

Los resultados obtenidos medían el nivel de felicidad de cada participante en una escala que iba desde el 0,3 (muy infeliz) hasta el -0,3 (muy feliz).

Matthieu Ricard logró nada menos que un -0,45, superando no sólo a todos los demás participantes sino los propios límites previstos en el estudio.

A partir de ahí, fue declarado «el hombre más feliz del mundo».

Ricard —hijo del conocido filósofo francés Jean-François Revel y de la pintora Yahne Le Toumelin— ha escrito un libro delicioso junto a sus amigos el filósofo Alexandre Jollien y el psiquiatra Christophe André que ha sido superventas en Francia y ahora sale en español bajo el título «¡Viva la Libertad!» (Editorial Arpa).

Un libro en el que los tres autores explican cómo superar los miedos, traumas, prejuicios y adicciones que nos acechan. En definitiva: cómo sortear los obstáculos que nos impiden ser felices.

De todo eso y más hablamos con Ricard.

Fue declarado «el hombre más feliz del mundo». ¿Cómo se siente con ese título?

Piense durante cinco segundos: ¿cómo puede nadie conocer el nivel de felicidad de 7.000 millones de seres humanos? No tiene sentido, desde luego no desde el punto de vista científico.

Todo comenzó con un artículo de un periódico británico que, basándose en una investigación realizada en el laboratorio de neurociencia de Richard Davidson en Wisconsin, demostró que las personas que como yo llevan tiempo haciendo meditación (había 15 entre los que participaron en el estudio) mostraban al meditar una magnitud de activación en ciertas áreas del cerebro sobre la compasión (¡no la felicidad!) más alta de lo que nunca se había detectado antes en neurociencia.

El entrenamiento mental que propone Ricard se basa en tres pilares fundamentales.

  1. Aumentar nuestra capacidad de concentración y atención sostenida.

Es por donde se debe comenzar el entrenamiento mental. Para ello existen diferentes ejercicios que se denominan, de manera genérica, atención al objeto. Un ejemplo es mantener la atención a la respiración durante un periodo de tiempo que va entre 5 minutos y hasta media hora.

  • Potenciar las emociones positivas.

En este caso se proponen ejercicios como la «meditación de compasión». Es el que practicaba Ricard durante el famoso experimento para la Universidad de Wisconsin.

El ejercicio consiste en elegir diferentes individuos y/o situaciones a los que se debe mostrar una compasión. Los meditadores entienden por compasión la intención genuina de ayudar al prójimo a salir de una situación incómoda. Sabemos que el ejercicio de visualizarnos en una actitud compasiva provoca la activación de ciertas partes del cerebro vinculadas con las emociones positivas y la gestión de estrés.

  • Aprender a manejar nuestras emociones negativas.

El método pasa por aprender a observar con desapego las emociones más negativas o destructivas. Después hay que tratar de discernir cual es su origen de estas. En una última etapa se busca el remedio que, normalmente, esta relacionado con un cambio en nuestro comportamiento.

«La felicidad no es simplemente una sucesión interminable de sensaciones placenteras (lo que parece más bien una receta para el agotamiento)», dice Ricard.

¿Qué es la felicidad para usted?

La felicidad no es simplemente una sucesión interminable de sensaciones placenteras, lo que parece más bien una receta para el agotamiento.

Es más bien una forma óptima de ser que resulta del cultivo de muchas cualidades fundamentales como el altruismo, la compasión, la libertad interior, la resiliencia, el equilibrio emocional, el equilibrio interior, la paz interior y otros.

A diferencia del placer, todas estas cualidades son habilidades que pueden cultivarse mediante la práctica y el entrenamiento de nuestra mente.

¿Se considera un hombre feliz?

Bueno, incluso si no soy la «persona más feliz del mundo», por las razones que acabo de explicar, tampoco puedo decir que sea infeliz.

He tenido una vida maravillosa, gracias a conocer hombres y mujeres sabios, mis maestros espirituales.

También estoy bien porque me siento satisfecho fácilmente con muy poco. Doné toda la recaudación de mis libros y fotografías a causas humanitarias.

Hace 20 años fundé una organización humanitaria, Karuna-Shechen, que ahora ayuda a más de 300.000 personas cada año en el campo de la salud, la educación y los servicios sociales, principalmente en India, Nepal y el Tíbet, pero pronto también en Francia. Y ese es un gran motivo de satisfacción.

Gracias a mi práctica espiritual, personalmente disfruto cada momento de la vida y trato de estar al servicio de los demás.

¿Y cuál es el secreto de la felicidad?

Altruismo y compasión.

La búsqueda de la felicidad egoísta no funciona, es una situación en la que todos pierden. Uno hace miserable su propia vida mientras hace miserable la vida de todos los demás.

Por el contrario, el altruismo es una situación en la que todos ganan.

El objetivo es traer felicidad a los demás y remediar su sufrimiento y, como beneficio adicional, uno siente una gran felicidad al ser amable y benevolente.

Usted es célibe, no practica sexo desde que tenía 30, y no tiene dinero, todo lo que gana lo dona a obras de caridad. El sexo y el dinero son los dos signos más destacados de la cultura moderna. ¿Qué hay de malo en ellos?

No hay nada malo. No es el deseo como tal y la riqueza lo que causan sufrimiento, sino nuestro apego a ellos.

En el momento en que el aferramiento, el aferramiento y la obsesión se instalan, puedes estar seguro de que vendrá el tormento. Aferrarse es el problema, nos volvemos adictos a ellos.

En opinión de Ricard, ser el más feliz del mundo está al alcance de cualquiera que haga lo correcto. En la foto, el monje y biólogo habla con el Dalái Lama.

Ahora una pregunta para el biólogo: ¿la tristeza es algo que creamos en nuestro cerebro o es la sociedad la que nos hace infelices?

Bueno, varios estudios han demostrado que una mente distraída no es una mente feliz, que una mente rumiando no es una mente feliz y que la sensación de autoimportancia exacerbada tampoco conduce a la felicidad.

¿Es posible ser feliz en el mundo actual sin ser un monje budista?

¡Por supuesto! ¡Sería una lástima que la felicidad se limitara a los budistas y más aún a ser monje!

Cualquiera puede ser la mujer o el hombre más feliz del mundo (¡no de una manera competitiva!) simplemente siendo amable, compasivo, abierto a los demás y sintiéndose fácilmente satisfecho con las condiciones externas.

Así que supongo que hice un pequeño progreso, aunque todavía tengo un largo camino por recorrer.

¿La felicidad es un don genético, algo con lo que se nace, o es algo que se puede aprender?

Los amigos que me conocieron cuando era un adolescente (todavía quedan algunos vivos) dicen que era un joven gruñón.

Todos tenemos varias tendencias naturales, pero sabemos a través de los estudios del cerebro que podemos cambiar a través del entrenamiento, gracias a la neuroplasticidad cerebral. Si practicamos durante mucho tiempo las cualidades humanas básicas que mencioné, el altruismo  Sobre todo, definitivamente podemos cambiar para el futuro.

¿Se pone triste el «hombre más feliz del mundo»?

Por supuesto, es absolutamente normal y deseable estar triste frente a una masacre, una injusticia, una discriminación, un abuso, una injusticia social, la pobreza en medio de la abundancia, la explotación ciega de los animales, etc. Pero esta tristeza debe llevar a una acción compasiva para hacer algo sobre los diversos sufrimientos relacionados. La tristeza no es desesperación, debe llevar ala acción.

Si no alcanzamos la libertad interior, ¿significa que somos esclavos? ¿Esclavos de qué?

«Esclavo» es quizás una palabra excesiva, pero cuando estamos completamente dominados por el odio, el deseo compulsivo, los celos persistentes y el orgullo arrogante, de alguna manera somos esclavos de nuestras propias fabricaciones mentales.

En ese caso, nuestra mente está lejos de ser libre y sigue ciegamente sus atracciones y repulsiones, atribuyéndoles una especie de existencia sólida: creemos que algo es inherentemente deseable o alguien inherentemente detestable, lo que nunca es así.

Así que si podemos entrenar un poco a este niño mimado que es la mente y dominarlo un poco, será de gran ayuda para liberarnos de nuestras tendencias habituales y pensamientos automáticos y así ser más felices.

En las pruebas que le hicieron para medir su felicidad, Matthieu Ricard rompió los propios límites previstos en el estudio.

¿Nuestro cerebro está diseñado para conseguir la libertad interior? Y si es así, ¿por qué es tan difícil conseguirla?

Nuestro cerebro no está diseñado de una forma u otra. Gracias a la plasticidad del cerebro, este se convierte en aquello a lo que le acostumbramos: si nos enfadamos todo el tiempo, las redes correspondientes se verán reforzadas en la mente. Si cultivamos el altruismo y el equilibrio emocional, se reforzará la red cerebral correspondiente.

Todos los estudios neurocientíficos han demostrado que cultivar la atención, la compasión y el liberarnos de pensamientos obsesivos produce cambios tanto funcionales como estructurales en el cerebro.

COLABORADOR@S POR UN TUBO

Hoy, 25 N, recibimos en este blog dos regalos, dos colaboraciones.

Alicia, nuestra profesora de EF, que está ya recuperándose y a la que pronto tendremos entre nosotros, nos mandó este bello video, con consejos para los buenos tratos. ¿Los seguís todos? Pues hay que intentarlo.

Yasmina, nuestra orientadora, nos recuerda con otro video que muchíiiiiiisimos hombres está con nosotras en esto.

Gracias a quienes de una forma u otra, con conversaciones, escuchando, creando, leyendo, con estadísticas, ideas, haciendo de jurado de concursos, CONVIVIENDO, contribuís a la igualdad.

¿SABEN LAS MÁS JÓVENES IDENTIFICAR LA VIOLENCIA?

¿Hay entre nuestra juventud más negacionismo de la violencia de género? https://www.eldiario.es/sociedad/negacionismo-violencia-machista-dispara-jovenes-20-no-considera-problema_1_8349392.html

Este podcast https://www.rtve.es/play/audios/las-mananas-de-rne-con-inigo-alfonso/chicas-jovenes-violencia/6227099/ de Radio Nacional aborda el tema de la normalización, por parte de los más jóvenes, de relaciones de parejas desiguales, tóxicas o violentas. Ser comprensiva, ayudar, aguantar, complacer, ceder, callar, se suponen tradicionalmente una actitudes femenina. Pero eso no es lo que queremos para muestras futuras generaciones.

Alba, Zoe, Luisa, Clara. Tienen 20 años. Algunas ya han sufrido violencia de sus parejas, a través del móvil. Todas han experimentado el miedo de llegar a casa solas, de escuchar comentarios machistas. Zoe cuenta que empezó a ser consciente de la violencia que sufrían de forma casi casual: “Empecé a seguir cuentas de divulgación que publicaban indicadores sobre violencia y dije: esto me suena”. Todas ellas coinciden en que la clave está en la educación y en la implicación de los hombres: “Que señalen a su amigo, a su compañero. Es lo más incómodo, pero lo más útil”. Y llegan a una misma conclusión: “No dejarlo pasar. Cuando ves algo, actuar”.

 

UN MENÚ EQUILIBRADO PARA EL 25N

Ya tenemos un gran menú para el 16N y 25N, saludable, variado y universal: concursos, charlas, vídeos, teatro, discursos, datos y gráficas, juegos… Los enlaces os llevarán a la carpeta de IGUALDAD (ONEDRIVE COMPARTIDO, SALA DE ROFESORES) y a la de AAEE. No es necesario comerlo todo, tranquil@s.

  1. “ROSCOS POR LA IGUALDAD”: Análisis de datos, con ilustrativas gráficas ideadas y elaboradas por Gabino Alonso, profesor de de CCSS, sobre la asistencia de familias a las reuniones con los tutores: emplear ese tiempo en los hijos sigue siendo, principalmente,  “cosa de madres”.  Perspectiva de género totalmente contextualizada y con amplio enfoque. Yasmina Castaño, nuestra nueva orientadora, fue esencial en este proceso.
  2. CONCURSO DE MICROVÍDEOS: Estamos recibiendo material muy creativo del alumnado para el concurso de micro vídeos de igualdad.. El jurado de esta actividad, además, incluye a todos los sectores del centro. ¡Difundidlo, por favor!
  3. KAHOOT  25N: Un juego online original y actualizado con datos de ONU MUJERES para que los y las estudiantes  reflexionen sobre datos más globales que aún siguen siendo alarmantes sobre violencia de género.
  4. Hannah Griswold, nuestra flamante lectora de Ohio, ha cursado estudios sobre la mujer. Piensa  llevar a cabo, con alumnos, la intervención “UN MARCIANO VIENE A VERME”. Creo que será divertidísima.
  5. Otra guinda en el pastel: Tenemos en proceso, a ver si se logra, una MESA REDONDA SOBRE LA MUJER EN EL MUNDO ISLÁMICO en la que intervendrán mujeres asturianas con experiencia laboral en países musulmanes.
  6. Hay un JUEGO DE MESA SOBRE MUJER Y STEM  (CIENCIA, TECNOLOGÍA, INGENIERÍA Y MATEMÁTICAS) en la sala de profesores. Lo probé con mis alumnos de PMAR y es bastante fácil y entretenido, aunque solo para cuatro jugadores.

En la carpeta de ONEDRIVE de AAEE,  actividades complementarias y extraescolares, podréis encontrar otras propuestas de profesores, departamentos, etc. que se hacen en el centro. Trabajamos con mucha ilusión, la verdad. Esperamos que luzca de algún modo en nuestros alumnos.

EN UN LUGAR DE LA CLASE…

Sara escucha la explicación de la clase de Ética y sus lápices vuelan sobre el papel. A punto estuve de llamarla al orden: «¿No te parecen el sexismo y la homofobia dignos de atención, que estás pintando?» No lo hice y al final de la clase me dio este dibujo, inspirado en el discurso -aburrido, repetitivo, lluvia tras los cristales. ¿Kawaii, se llama el estilo? Significa adorable, en japonés. No hay dos estudiantes iguales y dejarles espacio es a veces lo más difícil.

LA TRIGRESA DE PLAYBOY

Disfrazada con el tristemente mítico atuendo de conejita Playboy, Gloria Steinem sacó las uñas, los dientes y usó su afilada pluma para denunciar la cosificación y explotación de las camareras que trabajaban en el supuestamente exclusivo club neoyorkino Playboy, propiedad -como la homónima revista – del lúbrico magnate Hugh Hefner. Steinem lo tiene claro: sobre el cuerpo femenino y su entero rol social, hay un campo de batalla minado. La recordamos en nuestra web.

Este mes, en Oviedo, otro espacio, la antigua fábrica de armas, la homenajea también por su reciente premio Princesa de Asturias.

CLARA CAMPOAMOR NOS ENSEÑÓ MUCHO

Nos enseñó que el feminismo es un humanismo, que sin el voto de la mujer no se puede hablar de sufragio universal. Se enfrentó con inteligencia y valor a opiniones imperantes, superó intentos de ridiculización y ninguneo, sufrió exilio y soledad, pero cosechó un clamoroso éxito cuando el 1 de octubre de 1931 se aprobó el voto también para la mujer en España.

El discurso de Campoamor apelaba al reconocimiento de la lucha de la mujer en la República.  «No cometáis un error histórico que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar; que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar al dejar al margen de la República a la mujer, que representa una fuerza nueva, una fuerza joven; que ha sido simpatía y apoyo para los hombres que estaban en las cárceles; que ha sufrido en muchos casos como vosotros mismos, y que está anhelante».

La hemos recordado en nuestra PÁGINA WEB y sobre ella tenemos recursos en la CARPETA DE IGUALDAD